La piedra de amatista es un mineral que se relaciona con el elemento aire y por lo tanto con las facultades mentales e intelectuales. Se dice que calma y aporta serenidad, ayuda en casos de ansiedad y es muy útil para la toma de decisiones.

Coloca una de nuestras drusas de amatista en el lugar de la casa donde quieras crear un ambiente más equilibrado, de paz y calma. O en ese rincón zen que estás preparando para tu práctica de Yoga y Meditación.