Esta es una pregunta que me hacen mucho los clientes a lo largo del tiempo, ¿qué esterilla de Yoga me compro?

La verdad es que para practicar Yoga no necesitas mucho, sólo ropa cómoda y una esterilla, y ahí es donde viene la pregunta del millón… ¿qué esterilla?

Antes de que te plantes delante del profe con lo primero que has pillado por casa, que habitualmente suele ser esa esterilla de camping que tenías guardada en el trastero desde hace 5 veranos, o aquella que compraste un año para autoengañarte diciéndote a tí mismo que este año en lugar de apuntarte al gimnasio ibas a hacer abdominales en casa cuando llegaras del trabajo al menos 3 días por semana, te diré que lo primordial es que tu esterilla sea… de Yoga. ¿Por qué? Muy sencillo los mats de Yoga pueden ser más finos, más gruesos, de uno u otro color pero todos tiene algo en común: son antideslizantes.

Dicho esto quiero aclarar también que en este caso no siempre lo más caro quiere decir «lo mejor».

Las diferentes esterillas, o mats, de Yoga están fabricadas con distintos materiales que fundamentalmente difieren en el nivel de agarre o antideslizante, pero… ¿más antideslizante quiere decir que será mejor para mi práctica? la respuesta es no, o al menos no siempre. 

Desde nuestra perspectiva, tras años vendiéndolas, y utilizándolas, lo primero que te preguntaríamos es qué tipo de yoga vas a practicar.

Así pues, para estilos más dinámicos (como el Vinyasa por ejemplo), es decir… de los que nos hacen sudar rápido, lo mejor sería una esterilla con  alto nivel de agarre, como nuestra esterilla de latex natural, material que ofrece un nivel de agarre extraordinario.

En cambio para otros estilo un poquitín menos intensos nos valdría con una esterilla básica de PVC. En concreto nosotros tenemos dos modelos en tienda fabricados con este material que nos ofrece una agarre que podríamos calificar de «intermedio», apto para casi todos los estilos de Yoga. Uno de ellos con el grosor estándar de 4 mm y otro modelo algo más grueso, de 6 mm, para aquellas personas que necesitan algo más de «acolchado» ya sea porque son más sensibles o porque practican sobre un suelo muy «duro» tipo baldosa. Este tipo de esterillas ganan en adherencia con el uso y el paso del tiempo aunque un pequeño truco para acelerar el proceso es extenderla y espolvorear sal sobre su superficie, dejarla toda la noche y por la mañana retirar esa sal. De esta forma eliminamos parte de la «película» que por fabricación hace que nos resbalemos un poco más al principio. 

Por último, disponemos de una esterilla de TPE, elastómero termoplástico, también conocido como el «caucho sintético». Esta esterilla nos viene únicamente en grosor de 6mm saliéndonos así del grosor como os decía más estándar de 4mm y esto tiene un motivo muy simple, el TPE es muy ligero con lo que no hay problema en añadir grosor. Además el TPE tiene otras ventajas, es totalmente biodegradable y su precio es muy asequible… pero no todo iba a ser de color de rosa no? y es que efectivamente con este material perdemos en nivel de antideslizante. Es por ello que sólo lo recomendamos para practicar estilo de yoga suaves como por ejemplo un Hatha suave. 

Recordad que nuestras esterillas son de la marca MundoYoga, que es una marca que personalmente me encanta ya que tienen una relación calidad/precio inmejorable y exigen a sus fabricantes ciertos estándares de calidad, así es que la mayoría de sus mats están fabricadas sin ciertos tóxicos como colorantes AZO, phtalatos o bisfenol A, y algunas de ellas incluso son biodegradables.

Espero que os sirva de ayuda, si tenéis cualquier comentario, queréis saber precios o tenéis cualquier otra consulta (precios especiales por cantidad etc) no dudéis en escribirnos y trataremos de responder lo antes posible.

Namaste yogis y yoginis!

Dukana 

c/Bidearte sn – Areeta Getxo BIZKAIA

944004533 / 688730065

Woman in downward dog yoga pose — Image by © Martin Sundberg/Corbis